Botón Whatsapp
TERAPIA MANUAL

Siempre la mayoría de los pacientes llegan al consultorio con dolor luego de alguna actividad deportiva o de algún mal esfuerzo, esto puede ocurrir sin una entrada en calor previa o desconocimiento de técnicas o gestos deportivos y luego empeorar sin una elongación posterior al hecho. La terapia manual es un elemento crucial en la kinesiología, además del uso de aparatología. Mi enfoque principal es tratar directamente con el paciente, tener contacto, hacer un tratamiento con evaluación y individualizado de cada uno y que se sienta contenido. A partir de la terapia manual se logran un montón de beneficios, que se tratan en combinación de un buen fortalecimiento muscular fuera del consultorio.


¿Qué es la Terapia manual?

Las técnicas de Terapia Manual, consisten en un amplio grupo de maniobras, en las que el kinesiólogo usa sus MANOS. A través de ellas, que guían la terapia, se busca liberar todas aquellas restricciones y bloqueos que le quitaron movilidad al tejido. Su aplicación, ayuda también a disminuir o eliminar la inflamación, modular el dolor, inducir a la relajación, mejorar la elasticidad facilitando así el movimiento y beneficiando la función. En palabras vulgares, las personas lo denominan masaje descontracturantes.

¿Qué es un masaje descontracturante?

El masaje descontracturante se utiliza para relajar los músculos con el fin de aliviar las tensiones que pueden producir en ellos el estrés, la falta de descanso o las malas posturas. Así, este masaje no solo es altamente recomendado para aquellas personas que, por un exceso de ejercicio físico, hayan podido cargar algún músculo. También para aquellas otras personas que, por un estilo de vida sedentario, fuerzan ciertas posturas o adoptan otras poco convenientes.
Por estos fines, el masaje descontracturante es algo más fuerte que un masaje de tipo relajante que es mucho más suave. Ese exceso de fuerza es necesario para descontracturar. Suele resultar algo molesto cuando se trabaja alguna zona excesivamente tensa.

Beneficios corporales:

Entre los beneficios del masaje descontracturante, predominan aquellos con efectos inmediatos sobre nuestro cuerpo. Así, este masaje es perfecto para activar la circulación sanguínea, también para aliviar el sistema linfático. Estos beneficios son especialmente relevantes para las personas que pasan mucho tiempo sentadas, o con un estilo de vida sedentario.

Beneficios psicológicos:

Si el paciente sufre de migrañas o de dolores fuertes de cabeza, en ocasiones, estas molestias pueden estar causadas por tensiones cervicales o por tensiones y dolores musculares localizados en distintas partes de nuestro cuerpo. Con el masaje descontracturante se logran aliviar los mismos.  Al poner fin a determinadas molestias musculares también se logra dormir mejor.
Por último, muchas contracturas y tensiones musculares tienen su origen en situaciones de estrés. Dado que la relajación es otro de los beneficios del masaje descontracturante, con él podemos aliviar y alejar estos sentimientos negativos, que tienen consecuencias directas sobre nuestro cuerpo.